Paridad y locura: el aborto masculino

Paridad y locura: el aborto masculino

Me parece muy interesante la definición que trae el Diccionario de la Real Academia de la Lengua española del término locura: Privación del juicio o del uso de la razón.

Con la defensa de la «Paridad» –subproducto de la «ideología de género»– se roza frecuentemente la locura, es decir, se pierde fácilmente el uso del juicio o de la razón. Esto no tiene nada que ver con el respeto y la reivindicación de la mujer. Me ha parecido muy bien que los pocos días que he pasado en el hospital, el personal sanitario en un 80 % estuviese formado por mujeres. Habría sido absurdo que hubiese suscrito una reclamación exigiendo que un 50 % de las personas que me atendían debían ser varones.

La última sinrazón -locura- de la paridad es la reclamación llevada a cabo por un partido sueco -el LUF, partido liberal- para exigir la aprobación del aborto masculino. Es evidente que no se trata de prestar atención a que el varón no concibe ni queda embarazado. La propuesta es que antes de la semana 18 de embarazo de su esposa, pareja o convivente, el padre pueda firmar un documento por el cual desconoce a su hijo, antes de que nazca. No deberá pasarle ninguna manutención para el hijo ni para la madre, y al mismo tiempo no podrá exigir ningún derecho sobre él. Tal elección será irrevocable.

Pero, se preguntará alguno, ¿no bastaría un proceso de no reconocimiento del hijo?.

Esta forma de plantearse la cuestión está fuera de lugar en el horizonte de la paridad y de la ideología de género. Precisamente se trata de remarcar la paridad de los sexos. Hasta ahora la decisión sobre el aborto se ha mantenido sólo en la esfera de la mujer, sin que el varón tuviera mucho o nada que decir. No se pretende disminuir este privilegio, pero si encontrar la paridad para el hombre. Pues bien, si queremos paridad tenemos que hablar de aborto masculino. Porque este es el término adecuado para un aborto igualitario, abierto a todos, inclusivo y no sexista. Un aborto plenamente «de género». El que de hecho el aborto materialmente sólo pueda producirse en la mujer es irrelevante desde esta perspectiva en la que lo importante no son los hechos sino la ideología.

Con el aborto masculino se avanzaría en la paridad e igualdad entre el hombre y la mujer. Mientras tanto el hijo -que es una realidad viva y existente- puede contemplar como su nacimiento y su futuro depende de otros dos seres humanos que pueden decidir sin ninguna responsabilidad enviarlo a las fieras o a la nada.

Como se ve la pérdida de la razón y el abandono de la realidad siempre puede dar un paso más adelante. ¿Es esto una locura o no?

Fuente: Ultime dal gender: anche i maschi possono “abortire”

16 comments on «Paridad y locura: el aborto masculino»

  1. Marianela dice:

    Esto se reduce a que «El Aborto Masculino» sería más bien un complejo machista, de querer estar en iguales condiciones ?? Con el NO reconocimiento basta…

    1. Luz Mayren dice:

      Si, claro marianela… puede que el «no reconocimiento» baste para desligarse… pero esto es mas que un complejo, se exentarían de responsabilidades facilmente…mas que complejo, «libertad machista total»…el ridiculo llamado «aborto masculino» dejaria a la mujer sola, ante la decisión de concebir sola o sino abortar para no tenerlo sola… peores condiciones para la mujer siempre

  2. Marianela dice:

    El aborto y todo lo referido a la concepción es criterio de la mujer. En todo caso el hombre que quiera «abortar» que se plantee una castración química y tema solucionado

    1. Sandra Mirey dice:

      No me parece que el aborto y concepción sea sólo criterio de la mujer. Siempre pensé que un hijo empieza de a dos. En cuanto a la castración química, no te parece mucho? No dejo de lado los riesgos que nos trae esta operación, pero de ahí a compararlo con una castración…

    2. César dice:

      Pero esa postura, transferida a la mujer sería igual a que yo dijera «si no quiere quedarse embarazada que se ligue las trompas o que se saque el útero, pero que no mate ala criatura». Los argumentos que quieras utilizar en contra del aborto masculino son los mismo que puede utilizar otra persona en contea del aborto femenino. Si argumentás en contra de uno, automáticamente argumentás en contea del otro.

    3. hoe dice:

      Querrás decir vasectomía no castración química 🤦🏻‍♂️🤦🏻‍♂️ al parecer nadie aquí conoce la diferencia

  3. Sol Hernández dice:

    Me parece muy machista y cómodo por parte de los hombres hacer eso. Como si no lo hicieran en la actualidad, hombres que abandonan a sus parejas cuando se enteran que están embarazadas o no les quieren pasar la manutención, siempre la mujer se ve sola en esos casos. Coincido con otro comentario: castración química si no quieren tener hijos.

    1. César dice:

      ¿Considerás que los hombres y las mujeres no deberían gozar de los mismos derechos? ¿La mujer tiene derecho a decidir ser madre o no, pero el hombre no puede decidir si quiere ser padre o no? Castración si no quieren tener hijos, ¿estás diciendo que si una mujer no quiere ser madre se debería castrar en lugar de abortar? En una sociedad igualitaria no debería distinguir por su condición sexual si se aplica una ley u otra, entonces si saliera una ley que diga «las personas que no quieran hijos deberían esterilizarse, pero no pueden negarse a tener hijos una vez concevidos» transformaría en ilegal el aborto. Y si apoyas que haya leyes diferentes ya sea si se trata de hombres o mujeres, entonces estarías abriendo la puerta al machismo más recalcitrante.
      La igualdad tiene eso, o es para todos la frazada, o es para todos el invierno.

    2. hoe dice:

      No seas ridícula. Eso es como decirle a una mujer que cierre las piernas si no quiere quedar preñada. Además creo que a lo que te refieres es a una vasectomía, que NO es lo mismo, ni por mucho, a una castración química 🤦🏻‍♂️

  4. Me atrajo el título y comencé a leer. Por lo que veo seré el primer hombre en comentar al respecto del «aborto masculino». Lo que pienso como hombre, como padre y esposo es que tanto el hombre como la mujer son responsables del hijo que han concebido. Dios determina cuando es el momento de ser padres y nosotros no somos quiénes para impedir la voluntad del Señor. Entonces no existe para mi ni aborto masculino ni femenino. Apostemos a la vida, eso es lo importante.

  5. Elena Ruiz Diaz dice:

    Ricardo Castillo Medina decís «nosotros no somos quiénes para impedir la voluntad del Señor»… es decir que estás en contra del control de la natalidad? por ejemplo, del uso de preservativos no solo por natalidad sino también por enfermedad??? Si la voluntad del Señor es que te quiebres una pierna, o te enfermes, no vas al médico? Si la voluntad del Señor es que te quedes sin trabajo, no buscás otro?? Y qué sabés si la voluntad del Señor es que una mujer aborte o un hombre aborte??? Qué ridículos algunos comentarios

  6. Yeral dice:

    El hombre viene abortando hace años sin marco legal existente. La mujer aborta poniendo el cuerpo, también sin marco legal existente aunque ya es legal en algunos sitios. Ambos tal vez sufren las consecuencias emocionales (creo que más la mujer que el hombre).
    Pero aquello que negaron o mataron no tiene derecho a nada. No elige. Y nunca ha tenido ningún amparo legal.

  7. José Antonio Chamorro Manzano dice:

    Soledad es esa errante alma dolorida,
    hecha de angustia y de pena conmovida,
    que se abraza asfixiante a nuestra doliente alma vencida,
    cuando el mundo, del cual anhelamos vida,
    ni tan siquiera con un esperanzador latido nos convida.
    – – –
    SOLEDAD DEL ALMA ABORTISTA
    (La Conciencia del Bien y del Mal, constituye un elemento componente fundamental de toda alma. Dios pone esa conciencia en toda alma y, aunque pueda ser temporalmente ignorada ella, no hay posibilidad alguna de eliminarla. En algún momento, se presentará –inacallable ya– esa conciencia para ejercer su eterna función de advertir sobre la categoría moral de las propias acciones, realizadas o a realizar.
    – – –
    En esta tarde para mí tan triste,
    no verme sola quisiste, soledad;
    y tú, solícita, a acompañarme viniste.
    Así pues, soledad, aquí estamos las dos reunidas en buena hermandad;
    ¡pero tú y yo nos sentimos irremediablemente solas, compañera soledad!
    – – –
    ¿Has oído ese gemido? ¡Alguien está dolorido!;
    verse solo pudiera haberle ocurrido.
    ¿Y si fuese una criaturita que aún no haya nacido?;
    alguien a quien ni su mamá ni su papá han querido,
    alguien inhumanamente despreciado y rechazado,
    alguien a quien, quienes deberían protegerle según la Ley de Dios,
    a asesinarlo a él, mediante aborto premeditado, ellos le han condenado.
    – – –
    ¡Qué inmensa esa soledad! ¡Qué terror; cuando ante sus inhumanos verdugos, solita e indefensa –esa criaturita– tenga que estar!
    ¡Qué dolor, el tener que irse solita y despreciada, camino de la Eternidad!
    ¡Qué ansia –angustiosa– tendrá eternamente ella, de vital amor maternal y paternal!
    ¡Sin un recuerdo de cariño, de una caricia o de un beso!
    ¡Qué inmerecido y cruel, su –el de toda criaturita abortada–,
    su padecido homicida-abortista proceso.
    – – –
    Es, ésta, tarde triste, en verdad;
    y ¡estoy aturdida y sin esperanza, compañera soledad!
    ¡Es que no conozco a Dios! Y el conocerLe de manera acertada,
    –lo presiento ahora con claridad– es lo único que me podría SALVAR!
    – – –

  8. Patricia Álvarez dice:

    La igualdad de condiciones no puede ser a cuesta de todo. El concepto de «aborto masculino» se refiere a un marco legal, mientras que en el caso de la mujer el aborto forma parte de una decisión que afecta a su ser, tanto física como mentalmente y puede dejar secuelas. Lo siento, pero esta idea de «aborto masculino» me suena a buscar una salida fácil. Si no quieren reconocer a su hijo, que no lo hagan, pero cumplan con las pautas que la ley exige.

    1. Luz Mayren dice:

      Creo lo mismo que Patricia y reafirmo mi opinión, no admito la idea de una salida tan fácil a través de sólo una firma… porque estamos en un mundo tan machista que sigue pujando por la presión a la mujer y cada vez mayor liberación del hombre?

  9. Marianela dice:

    Puede ser que lo de la castración química sea mucho, pero más me parece que esto le de lugar a los hombres a no hacerse responsables de sus actos

Responder a Elena Ruiz Diaz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.