Orgullo gay

1
1484

.

En estos dí­as algunas personas hacen pública manifestación de su orgullo por seguir determinadas tendencias sexuales. No tengo nada que decir sobre ese tema. Tan sólo pedirí­a que, como en cualquier manifestación, se mantenga un tono de tolerancia con los demás, y que no se produzcan situaciones de insultos y de violencia contra personas o instituciones.

Esta actitud de comunicación activa, me parece muy interesante para aplicarla a otros aspectos de nuestra cultura. Tienen razón los jóvenes del video que presentamos cuando hablan de que se esperaban una charla sobre la sexualidad llena de puritanismos, condenas, y descalificaciones. Y es que, con frecuencia, a eso reducimos lo que hay que decir sobre la vivencia de la sexualidad.

Entiendo que estas situaciones de cierto acomplejamiento, se producen porque se ha perdido la perspectiva del bien. La ética y la moral no consisten en estudiar cómo evitar el mal, sino en cómo vivir la libertad para conseguir ser felices.

La sexualidad, tiene el horizonte que cada uno quiera darle: placer, gozo, amor, donación, plenitud. Construir una cultura de la vida, pide que cuando se hable de sexualidad se enmarque dentro de la vida humana. Por tanto con referencias a la propia plenitud de vida, a la relación con los demás, al amor interpersonal y al futuro. Sólo en este horizonte se pueden descubrir los aspectos positivos o negativos que unos comporamientos u otros, tienen para uno mismo y para otras personas.

En resumen. Es más interesante ser capaces de explicar lo bueno de la cultura de la vida, que lo malo de la cultura de la muerte.

Amor sin remordimiento (doblada en español)

Curso SABE de educación en la sexualidad

Print Friendly, PDF & Email

1 COMENTARIO

  1. Padre:
    De entrada.
    Educación hacia las personas toda la que sea de obligación, ahora bien, que nadie se escude en la moralina hipócrita burguesa bienpensante para blindar acciones y tendencias pseudofilosóficas desviadas y absolutamente incorrectas.
    Seamos sinceros.
    En realidad el «chiringuito» este que los «progres» se han montado con lo del dí­a del orgullo homosexual tiene una finalidad polí­tica y de ingenierí­a social muy evidentes, no en vano la secta «politruk» expulsó a un colectivo homosexual judí­o porque éstos no cuestionaron negativamente a su paí­s por lo sucedido con la flotilla pro Hamas.
    ¡Vamos, que no pasaron por el aro!
    Así­ que no, que no acudan al victimismo y a la «buenas prácticas sociales» para ponerme un espadadrapo en la boca.
    ¡Jamás!
    La homosexualidad y el lesbianismo no son opciones viables, son sólo una corrupción de las costumbres, una más de las muchas que atenazan a nuestra brillante, aunque corrompida y decadente sociedad.
    ¿Libertad?
    ¿Libertad para qué?
    El hombre tiene una única y auténtica libertad, la de asumir la responsabilidad de sus acciones. No estamos aquí­ para dar tumbos, si no para algo que ya se ha olvidado interesadamente por la mayorí­a.
    Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.