“Muerte digna”, una fake news de moda #muertedigna #eutanasia

“Muerte digna”, una fake news de moda #muertedigna #eutanasia

Si no fuera patético, merecería una gran carcajada observar la pomposidad con la que algunas personas se atribuyen la exclusividad ética de defender la “muerte digna”, como si todos los demás tuviésemos el atrevimiento de defender la muerte indigna -ver por ejemplo esta tertulia, a partir de 2:45-.

Las fake news (inglés: noticias falsas) son un producto pseudo periodístico difundido a través de portales de noticias, prensa escrita, radio, televisión y redes sociales cuyo objetivo es la desinformación deliberada o el engaño, Wikipedia dixit.

Pues bien, bastantes personas que están utilizando estos días la expresión “muerte digna”, promueven las fake news porque al decir “muerte digna” están pensando en eutanasia, y no son la misma cosa. Quieren inducirnos a que apoyemos su propuesta de eutanasia, mediante la utilización de un término al que nadie se puede sustraer, como es la dignidad. Lo honesto, la información veraz,  es defender la eutanasia o rechazarla pero llamando a las cosas por su nombre.

En realidad ellos defienden que se pueda matar directa y voluntariamente a alguien, o bien “al menos” ayudarle a que se suicide, siempre que lo pida expresamente. Posteriormente esta situación se amplia -ver los datos de los Países Bajos– para poder matar también a los que no lo pueden pedir pero lo piden sus familiares, o incluso que los médicos consideran que esa persona humana es una vida descartable, y por tanto que se puede acabar con ella.

No me gusta entrar en estos debates, porque no me gusta poner en tela de juicio uno de los fundamentos de nuestra cultura -no matarás al inocente-, pero no estoy en contra de que se discuta la legalización de la eutanasia. Si que me parece democráticamente indispensable que primero se estudie en serio buscando el bien común de esta sociedad, escuchando a profesionales y teniendo en cuenta la experiencia de la realidad en los pocos países que le permiten.

Que nadie me acuse de defender el abandonar a enfermos con dolor insufrible a su sufrimiento. Para acabar con el dolor de las personas que se acercan a la muerte, están los cuidados paliativos. Para matar a las personas que sienten dolor, está la eutanasia.

Si realmente queremos evitar los sufrimientos promovamos una ley que dedique recursos a que el año que viene no mueran 60.000 personas sin cuidados paliativos, como ha ocurrido este año. Si queremos gastarnos el dinero en otras cosas, promovamos la eutanasia.

Otros enlaces:

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.