Feministas suecas dicen no a la maternidad subrogada

Feministas suecas dicen no a la maternidad subrogada

Foto: Jesús Domínguez, Flickr

El razonamiento es muy sencillo: «si una pareja desea tener un hijo, tiene derecho a conseguirlo por el medio que sea». El medio no importa, siempre que la pareja lo desee y tenga el dinero para conseguirlo. Este razonamiento aplicado a parejas de homosexuales varones, pero también a otros casos, conduce a la necesidad de alquilar a personas para que conciban hijos que puedan recibir el reconocimiento legal como hijos de los que han pagado por ello.

El Swedish Women’s Lobby (Sveriges Kvinnolobby) ha dicho que no. No se puede utilizar el cuerpo de una mujer o sus órganos reproductivos para beneficio de otras personas, independientemente de que se pague por ello o no.

  • «Ni por altruísmo ni por contrato se puede obligar a una mujer a renunciar a sus derechos humanos».
  • «El derecho a la propia integridad está por encima del derecho al niño, el cual, por otra parte no es ningún derecho humano»
  • «Las experiencias de los países en que la subrogación altruista es legal, como Gran Bretaña, los Países Bajos y los Estados Unidos, muestran que cuando la subrogación altruista se ha legalizado, la comercialización se ha desatado
  • En la mayoría de los casos de subrogación comercial, los compradores vienen de los países occidentales y los sustitutos de tercer mundo o países en desarrollo. Hay un desigual equilibrio de poder entre los compradores y los sustitutos. Los occidentales aprovechan la situación económica vulnerable de las mujeres orientales. Hablar de la libre voluntad y elección de las mujeres en estos contextos es muy problemático. Además, un estudio sobre las madres de alquiler en Anand, India, reveló que el 50% era analfabeta y que muchos no pueden .leer el contrato que están firmando para participar en este comercio corporal.
  • Los efectos del embarazo, tanto físicos como psicológicos, son imposibles de predecir. Cada embarazo es único, al igual que cada mujer y niño es único. Un embarazo nunca es libre de riesgos. Algunos de los riesgos, además de la muerte, son la incontinencia fecal (3%), depresión (12,5%), preeclampsia (7%) y la enfermedad de Graves (6%). Las estadísticas se refieren a las mujeres suecas en las condiciones de nuestro país, no en las condiciones, por ejemplo, de la India. Los niños nacidos por madres de alquiler en la India están a menudo es por cesárea ya que los niños son demasiado grandes para la madre. Esto implica mayores riesgos de complicaciones, tanto en la situación actual como para embarazos futuros.
  • Debe ponerse fin a la industria de alquiler de vientres que reduce el cuerpo femenino a un contenedor. Tener un enfoque feminista de la subrogación significa rechazar la idea de que las mujeres pueden ser utilizados como contenedores y sus capacidades reproductivas se pueden comprar. Los derechos de las mujeres y los niños, no el interés del comprador, deben ser el foco del debate en torno a la maternidad subrogada.

Esta campaña contra la legalización de la maternidad subrogada se apoya en:

  • Acuerdo del Parlamento europeo de 5 de abril de 2011: Marco político de la UE para combatir la violencia contra las mujeres, que establece que la maternidad subrogada es una explotación del cuerpo de la mujer y de sus órganos reproductivos.
  • European Women’s Lobby’s General Assembly, que tuvo lugar del 31 mayo a 2 junio 2013 en Zagreb, donde las organizaciones miembros acordaron trabajar en contra de la maternidad subrogada. Se condena tanto la altruista como la comercial. En la práctica, no hay diferencia entre los dos; en ambos casos, hay un comercio de seres humanos.

3 comments on «Feministas suecas dicen no a la maternidad subrogada»

  1. Jesús Ramos Brieva dice:

    Mis reflexiones sobre la gestación subrogada.

    http://jesusramosbrieva.blogspot.com.es/2017/10/la-gestacion-subrogada.html?m=1

    1. fjr dice:

      Muchas gracias, por tu aportación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.