El tenebroso mundo de la “eutanasia fundamentalista”

El tenebroso mundo de la “eutanasia fundamentalista”

Si Stephen King buscara un nuevo guión para una novela, ¿qué tal le irían las actividades de una oscura red dedicada a ayudar a la gente a suicidarse? Que opera al margen de la ley, con la connivencia de las autoridades públicas; su alcance es internacional; sus portavoces son bien conocidos, aunque distantes sobre el aumento del número de muertes…

Algo así existe en Australia (Final Exit Internatioanl de Philip Nitschke); en Reino Unido (ídem) y en Estados Unidos (Final Exit Network). Y ahora un grupo similar ha surgido en los Países Bajos.

El Ministerio Fiscal holandés ha abierto una investigación criminal sobre la Cooperativa del Último Deseo (en inglés, Last Wish Cooperative, CLW), que pretende distribuir un polvo mortal a las personas que quieren cometer suicidio. A pesar de la mala reputación que ostenta la legislación holandesa sobre “el final de vida´´, el suicidio asistido sin la asistencia de un médico es estrictamente ilegal. Sin embargo, después de que el pasado mes una joven de 19 años se suicidara con el polvo letal, la atención pública tiene los ojos fijos en las actividades de CLW, aun a pesar de que parece que no obtuvo la substancia mortal a través de la Cooperativa.

CLW hizo público el pasado septiembre que pondría a disposición de sus miembros, un agente suicida, al que denominó “X´´. Por ello, el Ministerio Fiscal holandés sospecha que los miembros de dicha Cooperativa están “participando en una organización cuyo objetivo es la comisión de crímenes´´.

Según su página web, “la Cooperativa del Último Deseo se adapta a aquellas personas que están en favor del concepto suicidio asistido y auto-eutanasia, sin la intervención de personal médico y que quieren realizar una preparación temprana al juntarse con otras que comparten sus puntos de vista´´.

Parece que están relacionados con el activista australiano Philip Nitchske(Founder of Exit International), que vive en Holanda y cuyo libro Manual de la píldora pacífica es recomentado por la Cooperativa. Este acogió entusiasmado el anuncio de CLW:

Con la amplia, y legal disponibilidad de esta nueva droga, nadie se preocupará por una legislación eutanásica restrictiva que requiera la proximidad de la muerte para obtener permiso médico para morir. Cuando el momento sea el correcto, la gente que ansíe una muerte pacífica, simplemente tendrá que tomar esta nueva droga. Nadie se complicará por las salvaguardas legales que establezcan las nuevas propuestas legislativas, cuando este producto se oferte.
Quizá el motor primordial detrás de la aparición de CLW (y otras organizaciones) es el fundamentalismo eutanásico. Diversos grupos promueven la eutanasia en Países Bajos, pero siempre en los límites impuestos por ley. Los grupos fundamentalistas creen, sin embargo, que ninguna restricción es ética; el acceso a los medios para el suicidio es un derecho humano universal.

Es interesante indicar que la portavoz de CLW es Petra de Jong, una distinguida doctora que actualmente es directora de la Asociación Holandesa para un Final de Vida Voluntario (NVVE, por sus siglas en holandés), la cual opera dentro de los límites de la ley. Incluso fue ordenada Caballero de la Orden de Orange-Nassau en mérito de los servicios a la eutanasia. Puede que a día de hoy sienta que la ley holandesa, a pesar de lo liberal que pueda parecer desde fuera, es demasiado represiva.

Titulo original: The shadowy world of ‘euthanasia fundamentalism’
Michael Cook | 25 Mar 2018 | Traducción: Enrique Montero

Sobre la eutanasia

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *