El futuro es esperanzador, a su pesar

Mucha gente que conozco, o que escribe en los medios, comenta los acontecimientos sociales con sentido común pero sin esperanza. Parece como si les gustase estar en una situación de asombro, y quisieran que los demás nos diésemos cuenta de las insensateces -por no decir otra cosa-, que se legislan o que empiezan a ser admitidas como normales.

Pero ese comportamiento pertenece al pasado por dos motivos: porque los que se tení­an que dar cuenta ya se la han dado, y porque a los que no tienen edad para haber vivido otra cultura, no se les puede ir con adoctrinamientos.

Por eso me gusta este ví­deo: porque transmite esperanza, y transmite trabajo: hablar del sentido de la vida que uno tiene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.