Curar el SIDA con células madre

Curar el SIDA con células madre

El  6 de marzo de 2019, Carlos Herrera anunciaba en los desayunos de la Cope, la curación del SIDA a través del trasplante de células madre embrionarias. El locutor defendía así la destrucción de embriones para curar enfermedades. Pero ¿es cierto lo que dijo Carlos Herrera? ¿Qué son las células madre? ¿Qué tipos de células madre hay y que enfermedades se pueden curar?

¿Qué son las células madre?

Las células madre son células que se encuentran en el organismo y cumplen dos requisitos: a) pueden dividirse ilimitadamente, es decir, multiplicarse sin diferenciarse en ningún tipo celular; b) en condiciones determinadas pueden diferenciarse dando lugar a una gran variedad células (sanguíneas, musculares, óseas, etc.).

¿Qué tipos de células madre hay?

Podemos hablar de células madre embrionarias, células madre adultas y células madre inducidas. Las células madre embrionarias se extraen de embriones a partir del quinto día de fecundación. Estas células son totipotentes porque darán lugar a todos los tipos celulares del organismo. La extracción de estas células supone la muerte del embrión, por lo que moralmente se rechaza su uso. Las células madre adultas se encuentran en todos los tejidos humanos. Se pueden extraer, se pueden aislar, se pueden multiplicar, se pueden modificar y después trasplantar. Son células pluripotentes, cada célula madre adulta puede dar lugar a muchos tipos de células, no a todos como las embrionales, pero sí que con todos los tipos de células madre adultas se pueden conseguir todos los tipos celulares. Este tipo de células incluye las células de cordón umbilical. No presentan ningún problema ético. Las células madre inducidas (IPSc) son células (de la grasa, de la piel, de la retina, etc.) que han sido genéticamente, reprogramadas, para convertirlas en células madre similares a las embrionarias. De ellas se pueden obtener todos los tipos celulares y no presentan problemas éticos.

¿Qué se cura con las células madre?

Hace ya varios años se comprobó que las células madre embrionarias provocan tumores espontáneos, y que eran difícilmente controlables en su diferenciación. En la actualidad todos los programas de tratamiento e investigación se llevan a cabo con células madre adultas y con células madre inducidas (www.clinicaltrials.gov; www.eruostemcell.org). Los tratamientos más eficaces son los trasplantes de médula ósea, pero también se utilizan en regeneración de hueso, músculo esquelético, músculo cardíaco, regeneración de córnea, regeneración de piel en quemados, regeneración de retina, … recientemente se publicó el autotrasplante con células madre adultas para regeneración de daños en médula espinal.

¿Se puede curar el SIDA con células madre?

Científicos del Instituto IrsiCaixa de Barcelona y del Hospital Gregorio Marañón de Madrid han publicado en Annals of Internal Medicine los resultados de la investigación en la que sometieron a enfermos infectados con VIH (SIDA) a un trasplante de células madre adultas de la médula ósea (en cinco casos) y de células madre adultas de cordón umbilical (un caso). El estudio demuestra que se ha producido una disminución significativa de la carga del virus VIH en estos pacientes, haciéndola indetectable a los análisis en cinco pacientes (los trasplantados con células madre adultas de médula ósea) y detectable, pero sin anticuerpos presentes en sangre, en el sexto paciente (el trasplantado con células madre adultas de cordón umbilical). La investigación continuará eliminando de estos pacientes el tratamiento con retrovirales para ver si, efectivamente, se ha producido con el trasplante la eliminación total del virus VIH (SIDA).

Resumiendo

En la actualidad, no existe en el mundo ningún tratamiento curativo que se esté llevando a cabo con células madre embrionarias (de los 13 experimentos recogidos en clinicaltrials.org, 5 están en situación de reclutamiento, tres están en situación desconocida, 3 se mantienen activos no completados y  2 ya han sido completados). Las razones para la no utilización de células madre embrionarias es que provocan tumores, son difícilmente controlables en su diferenciación y son moralmente inaceptables por la destrucción de embriones humanos. Solo las células madre adultas y las células madre inducidas son científica y moralmente eficaces (con más de 564 experimentos en clinicaltrials.gov). Por lo tanto, no es necesario plantear problemas donde no los hay. Solo un consejo para Carlos Herrera: zapatero a tus zapatos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.