Bélgica: propuesta de ley sobre la «maternidad subrogada»

4
2903

maternidad subrogadaEl pasado 4 de mayo de 2011, ha sido presentada ante la cámara de los representantes belga una propuesta de la ley (CD-ROM 53 1429/001 Sra Nahima Lanjri y consorts) con el fin de hacer penalmente punible la comercialización de la maternidad de sustitución. Cada vez se dan más casos de niños nacidos de una madre subrogada dentro del marco de intereses comerciales, y ante esta situación, los ponentes desean reafirmar el principio que el niño no es una mercancí­a y por tanto prohibir toda transacción comercial y toda mediación previa al nacimiento.

Esta propuestaincluyela prohibiciónde que una mujer se ofrezca públicamentecomomadre de alquiler, castiga la incitación avender a su hijo, einvalida los acuerdosrealizadosantesdel nacimiento.

Esta propuesta no quiere prohibir los niños dados en adopción después del nacimiento, mediante acuerdos no comerciales. También reafirma que la madre que ha engendrado tiene el derecho a tener al niño.

Esta propuesta reviste singular importancia porque saca a la luz un tercer personaje que frecuentemente se obvia: el niño. Ante la opinión pública se expone la situación de la persona que desea tener un hijo, y la generosidad o el mercantilismo de quien la va a resolver ese deseo concibiendo un hijo. A todos los efectos se tiene la impresión de que el niño es un objeto fabricado por alguien con alguna maquinita que posee, y que no llega a tener relevancia mientras no es celebrado por la persona receptora.

Este tipo de cultura, cuando se va difundiendo se torna fuertemente agresiva con todos los débiles. Cuando no se pueden reclamar los derechos, si la sociedad no los protege, acaba convirtiéndose en un monstruo que se come a sus propios hijos-ciudadanos.

En el caso de los hombres y las mujeres, desde que somos concebidos hasta que podemos defender nuestros derechos transcurre bastante tiempo. Es más, podemos encontrarnos en situaciones de enfermedad o de pobreza que nos impidan exigir el respeto a nuestra dignidad. La cultura de la vida divulga una mentalidad que fomenta la solidaridad con todos, frente a la tentación de pasar indiferentes al lado de los demás e ignorarlos.

El niño concebido no es una posesión de alguien que lo regala o que lo vende, ni tampoco es un objeto que alguien adquiere para satisfacer su deseo.

 

Print Friendly, PDF & Email

4 COMENTARIOS

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El pasado 4 de mayo de 2011, ha sido presentada ante la cámara de los representantes belga una propuesta de la ley (CD-ROM 53 1429/001 Sra Nahima Lanjri y consorts) con el fin de hacer penalmente punible la comercialización……

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.