Aborto seguro o aborto “low cost”

Aborto seguro o aborto “low cost”

El lema para imponer en diversos países la legislación del aborto ha sido la afirmación de la existencia de abortos clandestinos -siempre unas cifras que después se han demostrado falsas- y la exigencia de un aborto seguro.

El estado de Texas elaboró en 2013 una ley HB2 -ver aquí– que obligaba a las clínicas que practicaban abortos a contar con los recursos de cualquier clínica que practica cirugía ambulatoria, y a estar a menos de 48 km de un hospital. El motivo es que más de 500 mujeres cada año tienen que ser ingresadas por urgencias en hospitales como consecuencia de la manipulación que sufren durante el aborto en las clínicas que había.

Una primera consecuencia de esta ley ha sido el aumento de seguridad sanitaria para la mujer en la práctica del aborto.

Para ver cómo era la calidad de estas clínicas basta conocer que la mitad de ellas han tenido que cerrar por no cumplir los requisitos de esta ley. Esto ha obligado a que para abortar sea necesario poner mayor esfuerzo para encontrar una de esas clínicas “seguras”

Varias asociaciones que promueven el aborto así como el grupo Whole Woman’s Health proveedor de abortos, han demandado ante el Supremo contra esta ley.

Han contado con las declaraciones a favor del presidente Obama: “se trata de un obstáculo inconstitucional en el camino de la libertad reproductiva de las mujeres”.En el mismo sentido se manifestó  la candidata Hillary Clinton. El argumento ha sido que ahora es más difícil abortar ya que se imponen cargas innecesarias.

El Tribunal Supremo ha sentenciado -ver aquí– por 5 votos contra 3 para la derogación de parte de la ley tejana. “Concluimos que ninguna de las provisiones proporciona beneficios médicos suficientes para justificar la carga que imponen. Cada uno de ellos coloca un obstáculo sustancial en el camino de las mujeres a abortar, por lo que constituye una carga innecesaria en el acceso al aborto y viola la Constitución

Hemos pasado del “aborto seguro” al “aborto low cost”, porque a lo que parece lo más importante es que todo el que quiera abortar lo haga independientemente de lo que le ocurra después al bebé -por supuesto- pero igualmente a la madre. Son las trampas semánticas de los que no quieren ningún obstáculo a la entrada, pero olvidan la salida. A estas alturas vuelve a hacerse patente que la defensa de los “derechos reproductivos”, es una defensa del aborto libre, pero no de la salud de la mujer.

Estamos un poco cansados de las proclamas de libertad sin la asunción de ninguna de las responsabilidades consecuentes.

Referencias:

One comment on “Aborto seguro o aborto “low cost”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.