La Asociación de médicos de Australia se niega a apoyar la eutanasia

La Asociación de médicos de Australia se niega a apoyar la eutanasia

Después de circular una encuesta entre sus miembros, la Asociación Médica de Australia , AMA, se reafirma en su posición en contra del suicidio asistido. “Los médicos no deben involucrarse en intervenciones que tengan como primer objetivo acabar con la vida de una persona”, sostiene la última versión de su documento “Cuidados al final de la vida (leer pdf en inglés hacienda clic aquí).

Muy al contrario, “los médicos claramente tienen un deber ético de procurar el cuidado de los pacientes terminales de manera que se permita que la muerte les llegue de una manera tranquila y con dignidad”.

Esta declaración llega en un momento en el que la legislación de algunos de los Estados se encuentra en pleno debate sobre la eutanasia. Este mismo mes de noviembre una ley no logró aprobarse en el Sur de Australia, aunque sus promotores siguen presionando con otras propuestas de legislación en la misma línea en Victoria y Tasmania.

Los promotores de la campaña han detectado un cambio en la política de la AMA. El Dr.  Rodney Syme, un urólogo que reconoce haber ayudado a 100 pacientes a morir, sostiene que la postura de la AMA sobre que “las leyes sobre la eutanasia y el suicidio asistido con ayuda de un médico son en último término un asunto que compete a la sociedad y al gobierno”, es más una postura neutral que propiamente una oposición.

Sin embargo la AMA solicita también que tanto pacientes como médicos deberán ser protegidos si la eutanasia se legalizara –los pacientes contra abusos y los médicos contra cualquier coacción.

El presidente de la AMA, el doctor Michael Gannon, explica que el 50% de los 4.000 médicos que han respondido la encuesta se posicionan en contra de que un médico se involucre en un acto de eutanasia y también del suicidio asistido con ayuda de un médico; el 38% se posiciona a favor y el 12% manifiesta estar “ni a favor ni en contra”. La mayoría de participantes en la encuesta no querrían proporcionar personalmente un servicio de eutanasia, aunque estan de acuerdo en que administrar inyecciones letales es un acto reservado a los médicos.

En el contexto del fracaso de los encuestadores para captar las opiniones de los votantes en las recientes elecciones presidenciales de Estados Unidos, es difícil saber si esta encuesta refleja las opiniones de los médicos australianos. Hay 103.000 médicos en Australia: solamente 30.000 pertenecen a la AMA, y de ellos solamente 4.000 participaron en la encuesta.

Por Michel Cook en http://www.bioedge.org/bioethics/california-prepares-for-assisted-suicide-of-patients-in-mental-hospitals/

Traducción Jordi Picazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *