¿Aborto financiero para los varones?

¿Aborto financiero para los varones?

Si a las mujeres se les concede el derecho de deshacerse de un bebé, ¿por qué no deberían los hombres gozar también del mismo derecho? Esta idea radical ha estado flotando unos 20 años, pero ahora parece ganar popularidad. Ya en 1998 el sociólogo Frances K. Goldscheider, de la Brown University, empezó a mencionar la idea del “aborto financiero” para conquistar la plena igualdad de género.

A principios de 2016 las juventudes del “Liberal Party”, o partido liberal de Suecia, adoptaron esta idea como suya. Los hombres deberían también poder gozar, defendían, del derecho a renunciar a todo derecho y responsabilidad sobre el hijo de su pareja. No sorprende que la propuesta acabase en el mismo cesto que las propuestas anteriores de “Young Liberals” en pro de legalizar la necrofilia y el incesto consentido: la papelera; sonaba sexista y anti-feminista hasta el colmo del absurdo.

Sin embargo, la irreductible comedianta y autora feminista australiana Catherine Deveney acaba de resucitar la idea. La prueba del algodón ha sido muy sencilla:

¿Es justo obligar a una persona a ser padre contra su voluntad? Si no es justo para una mujer verse obligada a ser madre o a abortar, de ello se desprende que no es justo forzar a un hombre a ser padre.

La idea “entra mejor” al amparo del lema “todo niño debe ser deseado”. ¿Qué ocurre cuando un hombre no quiere un niño? ¿Cómo podrás forzarle a amar a su pequeño vástago?

“Creo firmemente -afirma Deveney-, que todo niño debe ser deseado y cada progenitor debe así quererlo. Cuando consentimos el acto sexual, no consentimos automáticamente ser padres. Cuando dos adultos cisexuales (ver cisgénero, Wikipedia, aquí) macho y hembra tienen sexo vaginal, su método anticonceptivo falla, ello no significa que tengan que ser padres. Las opciones son el aborto, la adopción, la guarda y custodia compartida o la guarda y custodia única”.

Y la objeción más lógica al “aborto financiero” es que el hombre tiene que ser económicamente responsable para con el niño. Deveney puntualiza sin embargo que “este tipo de pensamiento se funda en la imposición de unos valores propios de una heteronormativa que pertenece a la década de los 50 del siglo pasado”.

Artículo original de Michel Cook: Is ‘financial abortion’ an idea whose time has come?
Traducción Jordi Picazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *